Innovación en Israel

Silicon Wadi.

Al otro lado del Mediterráneo, Israel se ha transformado en uno de los mayores exportadores de tecnología y talento mundial, con un crecimiento económico del 3% esperado para este año.  Al otro lado del Mediterráneo, Israel se ha transformado en uno de los mayores exportadores de tecnología y talento mundial, con un crecimiento económico del 3% esperado para este año. Su vecino Arabia Saudí crecerá un 6% en 2012. ¿Podemos aprender algo de estos países?

Las escuelas de negocios y los futuros directivos y emprendedores que en ellas se forman están convencidos de que sí. “En Israel tenemos un sistema educativo fuerte, con universidades técnicas punteras, los jóvenes hablamos varios idiomas y no tenemos miedo a arriesgar, está en nuestro ADN”, dice Lotem Alon, israelí de 28 años que ahora cursa en Barcelona el MBA de Esade. Ella, junto a su compañero de clase Ilan Grunfeld, también israelí, y otros 19 estudiantes de 13 nacionalidades, organizaron el primer viaje extraoficial de la escuela de negocios a Israel. Objetivo: empaparse de la cultura local, conocer las claves del llamado ‘Silicon Valley’ israelí y, sobre todo, cargarse de ideas para sus futuras empresas.

Israel puede presumir de ser el único lugar en el mundo equiparable al Silicon Valley californiano por su especialización en tecnología e Internet. Lo llaman el Silicon Wadi. Cuenta con más de 4.000 empresas de nueva creación (start-ups) en el sector, cada día nacen dos más; sus exportaciones de servicios tecnológicos superaron los 9.500 millones de dólares en 2010, es decir, un 4,6% del PIB (frente al 0,6% de EEUU o el 1,5% de Alemania), y alberga decenas de centros de I+D de multinacionales tecnológicas como Microsoft, Intel, Google, IBM, Apple o Cisco.

 







MÁS INFORMACIÓN