Casos de éxito

 

Hospital especializado en enfermedades neurológicas para 7PM

 

El grupo de Ingeniería Bioinspirada e Informática para la Salud (IBIS) de la Universidad de Alicante, liderado por el profesor Daniel Ruiz surge como un grupo de investigación especializado en diferentes áreas dedicadas a la investigación básica y al desarrollo de aplicaciones biomédicas. Los componentes del grupo tienen una amplia experiencia y una presencia en la comunidad académica nacional e internacional importante ya que desde 1993 viene trabajando en el desarrollo de aplicaciones biomédicas dentro del departamento de Tecnología Informática y Computación. A partir del año 1997 inician la investigación del control biológico, en particular, el control neuronal del tracto urinario inferior y el modelado del páncreas. Posteriormente amplían las líneas de investigación a raíz de la incorporación de nuevos investigadores.

Las áreas de trabajo dentro del grupo están dirigidas principalmente hacia 5 vertientes:

  • Diagnóstico Distribuído y Cuidado Sanitario en el Hogar (D2H2).
  • Cibernética y Biónica. Modelado y simulación de sistemas biológicos. Más concretamente los sistemas del cuerpo humano y en especial el tracto urinario inferior y el páncreas.
  • Bioinstrumentación y Rehabilitación Desarrollo de dispositivos biomédicos que permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes.
  • Informática médica. Utilización de técnicas de inteligencia artificial y visión en el campo de la medicina, habiendo realizado diversas aportaciones aplicables en imágenes de origen biomédico (diagnóstico y clasificación). Desarrollo de aplicaciones orientadas a mejorar la gestión médica, tanto en aspectos de accesibilidad como en seguridad. También se abordan aspectos relacionados con la telemedicina y la computación ubicua.
  • Biometría.

En diciembre de 2010, el profesor Daniel Ruiz buscaba el socio adecuado para participar en el 7º Programa Marco con la propuesta titulada “CoDDIn – Cooperative and Distributed System for Clinical Diagnosis in Neurology”, en la convocatoria FP7-ICT-2011.

En el consorcio del citado proyecto participaban investigadores de varias universidades y una empresa de base tecnológica. Pero el profesor Ruiz necesitaba un hospital especializado en desórdenes neurológicos, para completar el consorcio. En concreto buscaba hospitales con personal experto en neurología que actuaran como consultores y pudieran evaluar y validar el sistema desarrollado con pacientes reales.

El professor Ruiz acudió con su necesidad a la OTRI de la Universidad de Alicante y allí, José Manuel Valero Torres, técnico del EEN – SEIMED, le asesoró sobre cómo preparar una búsqueda de socios. José Manuel elaboró el perfil de búsqueda de socios y le dio difusión por diversos medios: la base de datos de la EEN (PS-IBIS_neurology. CALL: Challenge 5, ICT2011, 5.1. Personal Health Systems), rdpartners.net y otras bases de datos.

En pocos días, los técnicos de SEIMED en la Universidad de Alicante recibieron 6 expresiones de interés de 3 países diferentes. José Manuel informó al profesor Ruiz de los socios potenciales interesados y éste último inició contacto con ellos.

Una de estas expresiones de interés procedía del grupo de investigación del profesor Grigoriadis, el 2º Departamento de Neurología del AHEPA University Hospital – Medicine School of the Aristotle University of Thessaloniki, Grecia. Este grupo de investigación griego trabajaba con pacientes afectados de un amplio espectro de enfermedades neurológicas (alzehimer, esclerosis múltiple, epilepsia, demencia,…).

Finalmente se estableció el consorcio incluyendo al hospital griego. El acuerdo se alcanzó gracias a la colaboración de Cristina Pascual, técnico del Enterprise Europe Network Hellas en Grecia, que dio difusión a la búsqueda de socios entre sus potenciales clientes y de forma urgente.

La rápida actuación de los técnicos de la EEN, tanto en la Universidad de Alicante como en Grecia, permitió al profesor Ruiz conseguir el socio adecuado para su consorcio y enviar la propuesta a tiempo, a pesar de que sólo contaba con un par de semanas y en fechas navideñas.

La propuesta no fue financiada por la Comisión, pero obtuvo mejor puntuación en la evaluación que en ocasiones previas que el grupo español había presentado propuestas. Esto animó al consorcio a preparar una propuesta mejorada para futuras convocatorias y volver a probar suerte.

Según el profesor Ruiz: “Gracias a los contactos formales e informales de los miembros de la red EEN fue posible encontrar un socio para este proyecto en un periodo de tiempo tan corto y a pesar de la proximidad de las vacaciones de Navidad. Cristina, José Manuel, el profesor Grigoriadis y yo nos pasamos todas las vaciones de Navidad conectados por e-mail… pero valió la pena".